Salud y espiritualidad: un tema pendiente

Cuando el psiquiatra Engels propuso el modelo bio-psico-social para superar una medicina en exceso centrada en lo biológico (Engels, 1977), ya apuntaba hacia el modelo de atención integral centrada en la persona. Pero se olvidó de explicitar el ingrediente espiritual, el que va más allá y más acá comunicando lo íntimo y subjetivo con el misterio que nos trasciende. La persona, además de necesidades físicas y sociales,  tiene necesidades espirituales, y  todas ellas son vitales: si no se satisfacen, la vida y la salud se resienten. Como ser finito y frágil, en continuo equilibrio precario, el ser humano se plantea muchos interrogantes difíciles de responder, pues son los fundamentales sobre el porqué de todo y del papel de cada uno de nosotros. Si bien se ha logrado la incorporación a la salud de las dimensiones psíquicas y sociales, más allá de las biológicas, la espiritualidad es el tema pendiente.

Hay que  acompañar a los pacientes también en esa dimensión que hunde sus raíces en el animal enigmático que somos. La búsqueda de sentido precisa esperanza, y la recuperación de la salud, o la aceptación de que la vida se acaba, requiere de reconciliación con nuestra condición. Nietzsche acertó con su aforismo de que quien tiene un porqué en la vida puede soportar casi cualquier cómo (Nietzsche, 1981).

En estos asuntos, sin embargo, los profesionales no acaban de encontrarse cómodos. Y es que comprender es más que entender, es abrazar y sostener en un mundo que no se deja explicar del todo (Gadamer, 2011). Ahora más que de entender (causas y efectos, signos y síntomas, pruebas y resultados) explicar y recetar, aquí acontecen saltos, de fe, de aceptación, de ligazón, y es tiempo de callar porque no se puede hablar con rigor (Wittgenstein, 2007), sin que por ello sea absurdo ni insignificante. Por eso es conveniente formarlos, incluso también contar en los hospitales con agentes de espiritualidad.

El profesional debe trabajarse personalmente esa dimensión: porque no se puede dar lo que no se tiene. No se trata de imponer la propia espiritualidad (hay un deber de autocontención) ni su búsqueda; se trata simple y sencillamente de estar abierto a las preguntas difíciles para las que no tenemos a priori respuestas adecuadas. Formar a los profesionales en virtudes, en maneras de ser, en hábitos de excelencia, también para el acompañamiento espiritual es una cuestión de humanismo y no sólo asunto de cuidados paliativos. El acompañamiento espiritual hace falta siempre, sobre todo para que la vida y los cuidados que esta exige sean de calidad y con conciencia.

Hay que formar también  a la ciudadanía para que sepa que, a la hora de la verdad, la vida es un misterio cuya pregunta nunca acaba de resolverse del todo, pero cuya búsqueda permite avances y reconciliación en eso tan deseado y difícil que venimos llamando ancestralmente amor. El acompañamiento espiritual empieza estando al lado y no se sabe a dónde lleva; es un peregrinaje personal en busca de un relato que soporte y que permita sobrellevarlo todo, los gozos y los llantos. El humano es un ser que necesita historias. Por eso las grandes tradiciones de espiritualidad que son las religiones (aunque no son las únicas) se han preocupado de los relatos, los ritos y rituales, las palabras y los silencios. A fin de cuentas y de cuentos, se trata siempre de que nunca ninguna vida sea en vano.

Bibliografía:

Engel G.L. The need for a new medical model: a challenge for biomedicine. Science. 1977.196(3):129-136.

Gadamer H.G. El estado oculto de la salud. 2ª ed. Barcelona: Gedisa; 2011.

Nietzsche F. Crepúsculo de los ídolos. 5ª ed. Madrid: Alianza Editorial; 1981.

Wittgenstein L. Tractatus Logico-philosophicus. Madrid: Tecnos; 2007.

Begoña Román Maestre

Professora de la Facultat de Filosofia (Universitat de Barcelona)

¿Cómo citar este artículo?

Román Maestre, B. Salud y espiritualidad: un tema pendiente. Bepsalut [Internet]. enero 201918. [Consultado el _____].
Disponible en: https://bepsalut.com/es/article/salud-y-espiritualidad-un-tema-pendiente/
Fecha de publicación

enero 2019

Autor/a

Begoña Román Maestre

Tiempo de lectura

3 minuts

Etiquetas

, , , ,

Compártelo:
Print Friendly, PDF & Email
Descarga en PDF

Artículos que también te pueden interesar

Recibe el boletín en tu bandeja de entrada
Quiero suscribirme