Retos de la promoción de la salud en el entorno digital.

La carta de Ginebra para el Bienestar (1) promovida por la Organización Mundial de la Salud (OMS) considera que uno de los cinco ámbitos que necesitan de una acción coordinada para la creación de sociedades del bienestar es el abordaje de los efectos de la transformación digital. Afirma que la transformación digital y el cambio tecnológico pueden crear nuevas oportunidades para la conexión, la alfabetización sobre la salud y el intercambio de conocimientos al respecto, así como una prestación de servicios más eficaz y eficiente. Sin embargo, algunas características de los sistemas digitales y la exclusión digital pueden llevar al aislamiento y exacerbar la inequidad.

La OMS ha creado la Estrategia Mundial de Salud Digital 2020-2025 (2) con objeto de fortalecer los sistemas de salud utilizando las tecnologías dirigidas al conjunto de proveedores de servicios y al personal sanitario sanitarios con el fin de empoderar a los y las pacientes y personas usuarias del sistema de salud. Define la salud digital como el campo del conocimiento y la práctica relacionado con el desarrollo y la utilización de las tecnologías digitales para mejorar la salud. La Estrategia de OMS propone mejorar la gobernanza de la salud digital facilitando la participación de todos los grupos interesados y propugna sistemas sanitarios centrados en las personas por medio de la salud digital que promuevan la alfabetización en salud digital, la implicación de los y las pacientes, familias y comunidades, la educación para la salud de pacientes y la utilización de herramientas de autocuidado.

La transformación digital entraña riesgos relacionados con la accesibilidad. La brecha digital que se genera aumenta las desigualdades sociales de la salud. Se identifican los determinantes digitales de la salud que se incluyen en los determinantes sociales de la salud e implican un riesgo para la equidad en salud (3). El estudio sobre la salud digital en España conducido por Ángela Fernández Da Silva, Bran Barral Buceta y Xosé María Mahou-Lago (4) analiza que la población en riesgo de exclusión carece de habilidades y recursos para utilizar los servicios de salud digital. Los colectivos identificados con problemas de accesibilidad son: personas mayores; personas con discapacidad física, psíquica o sensorial; personas inmigrantes; personas con enfermedades mentales; personas con recursos limitados (bajos ingresos); personas con drogodependencias; personas privadas de libertad o en régimen semiabierto; personas en situación de explotación sexual; personas de etnia gitana; y personas sin hogar.

En la mesa de Transformación digital y desigualdades que tuve el placer de moderar en el  IV Simposio de promoción de la Salud   se habló sobre los retos de la promoción de la salud en el entorno digital llegando a las siguientes conclusiones:

1. Implantación de la salud digital.

      La transformación digital en el ámbito sanitario implica el desarrollo de servicios con la mediación de las tecnologías de la información y comunicación. No es meramente la inclusión de una determinada tecnología. Supone un cambio en los servicios sanitarios relacionados con la accesibilidad y la prestación de nuevos servicios digitales. La salud digital implica un nuevo modo de relación entre el personal del sistema sanitario, las personas que reciben la atención sanitaria y la ciudadanía. En este nuevo marco de relaciones es importante generar confianza y desarrollar estrategias diversificadas para promover el empoderamiento de los diferentes grupos de personas usuarias y la toma de decisiones compartidas en la atención sanitaria.

      2. Brecha digital.

      La brecha digital está relacionada con la accesibilidad a una buena conexión a internet, la disponibilidad de dispositivos (móvil, ordenador, tableta, etc) y la capacidad para hacer uso de los servicios digitales de acuerdo con la competencia digital y la alfabetización en salud de las personas. Actualmente, la brecha digital no tiene tanto que ver con el uso de la tecnología sino con un nuevo concepto de competencia digital a lo largo de la vida. Es necesario generar diferentes estrategias y actuaciones para reducir el efecto de la brecha digital en las inequidades en salud. En primer lugar, es importante garantizar los derechos digitales que incluyen el acceso universal a internet, la utilización de un diseño inclusivo y el acceso a las competencias digitales. En segundo lugar, la salud digital no es una alternativa que vaya a sustituir la atención presencial de los servicios sanitarios, más bien es una estrategia complementaria que amplia y enriquece las opciones de atención sanitaria. La diversificación de los modos de atención puede permitir mejorar la calidad de la atención presencial y la vinculación de las personas usuarias con los profesionales sanitarios. El tercer aspecto es desarrollar estrategias diferenciadas con diferentes grupos, especialmente aquellos más vulnerables. Los servicios sanitarios pueden mejorar el enfoque de equidad colaborando con los recursos sociales y comunitarios que puedan ejercer un rol de intermediarios digitales para mejorar los resultados en salud con determinados colectivos.

      3. Creación de un entorno digital saludable.

      Internet es un entorno de socialización que crea oportunidades y amenazas, para promover la sociedad del bienestar. El reto que se plantea es si es posible generar un entorno saludable en el mundo digital que promueva la promoción de la salud, del mismo modo que se han propuesto las iniciativas en otros espacios de convivencia como Ciudades Saludables o las Escuelas Promotoras de Salud. El reconocimiento de los derechos digitales es un paso importante para considerar internet un espacio ciudadano no solamente un espacio de mercado. Buenos ejemplos son el desarrollo de la Carta Catalana por los Derechos y las Responsabilidades Digitales, la Carta de Derechos Digitales de España de 2021 y los Derechos y Principios Digitales de Europa de 2023.  También el Parlamento Europeo acaba de aprobar el Reglamento Europeo de la Inteligencia Artificial que es la primera ley en el mundo que regula estas cuestiones. La competencia digital no consiste meramente en las habilidades para manejar los dispositivos, implica comprender el sentido de la navegación, la calidad de las fuentes de información y la interpretación de la información para generar conocimiento. En un mundo cambiante y con sobreabundancia de información es importante desarrollar las capacidades de aprendizaje, que sirven tanto para el mundo analógico como en el digital. Desde una parentalidad positiva es importante no utilizar los dispositivos móviles como juguetes para la infancia y adolescencia. Eso implica realizar un acompañamiento y aprendizaje compartido en el entorno familiar y también educar en la desconexión. En el entorno educativo hay que avanzar en el aprendizaje profundo que proporciona motivación, habilidades de comunicación y colaboración, pensamiento crítico para analizar el contexto y creatividad para hacer frente a los retos de las transiciones vitales.

      4. Ética y gobernanza de los datos.

      La transformación digital incluye aspectos de carácter ético relacionados con el procesamiento masivo de datos personales de salud mediante Big Data y Lago de Datos. La calidad de los datos primarios influye en los resultados que se puedan obtener de su procesamiento (en informática existe la expresión Garbage in, Garbage out GIGO -basura entra, basura sale-). La confidencialidad, los derechos de los pacientes y las modalidades de cesión de datos tienen que estar controladas en la gobernanza de los datos sanitarios. El desarrollo y uso de la medicina predictiva aplicada en diferentes situaciones de la atención sanitaria va a plantear nuevos dilemas éticos.  También hay que vigilar y valorar los posibles sesgos de los algoritmos utilizables en salud digital que puedan generar discriminación que atente a los derechos humanos. La irrupción de la inteligencia artificial en la atención sanitaria supone un cambio para los gestores, los profesionales sanitarios y las personas usuarias. El Observatorio de Ética en Inteligencia Artificial de Cataluña ha elaborado el modelo PIO (Principios, Indicadores y Observables) para el uso ético de datos y sistemas de inteligencia artificial que se puede utilizar como herramienta de autoevaluación. Es necesario revisar las cuestiones relacionadas con la atribución de responsabilidades y generar un marco de transparencia y entendimiento que promueva la confianza.

      Por consiguiente, la transformación digital es un aspecto clave de la promoción de la salud que necesita de la atención de todos los grupos interesados del ámbito sanitario y del resto de la sociedad.

      Bibliografía

      (1) Organización Mundial de la Salud. (2024). Carta de Ginebra para el Bienestar. Recuperado de https://cdn.who.int/media/docs/default-source/health-promotion/aaff_health_is_everywhere_geneva_charter_well-being_es.pdf?sfvrsn=f55dec7_21&download=true[1]

      (2) Organización Mundial de la Salud. (2021). Estrategia mundial sobre salud digital 2020–2025. (2021). Ginebra: Organización Mundial de la Salud. https://www.who.int/es/publications/i/item/9789240020924   

      (3) Vidal-Alaball, J., Alarcon Belmonte, I., Panadés Zafra, R., Escalé-Besa, A., Acezat Oliva, J., & Saperas Perez, C. (2023). Abordaje de la transformación digital en salud para reducir la brecha digital. Atención Primaria, 55(9). https://doi.org/10.1016/j.aprim.2023.102626

      (4) Fernández Da Silva, Á., Buceta, B. B., & Mahou-Lago, X. M. (2022). eHealth policy in Spain: A comparative study between general population and groups at risk of social exclusion in Spain. Digital health8, https://doi.org/10.1177/20552076221120724

        Javier Gállego Diéguez

        Salubrista especializado en promoción de la salud

        ¿Cómo citar este artículo?

        Gallego Diéguez, J. Retos de la promoción de la salud en el entorno digital.. Bepsalut [Internet]. abril 202429. [Consultado el _____].
        Disponible en: https://bepsalut.com/es/article/retos-de-la-promocion-de-la-salud-en-el-entorno-digital/
        Fecha de publicación

        abril 2024

        Autor/a

        Javier Gállego Diéguez

        Tiempo de lectura

        6 minuts

        Etiquetas

        , ,

        Compártelo:
        Print Friendly, PDF & Email
        Descarga en PDF

        Artículos que también te pueden interesar

        Recibe el boletín en tu bandeja de entrada
        Quiero suscribirme