Declaración de Shanghái sobre la promoción de la salud en la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible

Hace pocos meses se aprobó la Declaración de Shanghái, la última de la larga historia de cartas y declaraciones que ha ido aprobando la Organización Mundial de la Salud - OMS - que contribuyeron a enfocar los grandes retos de la promoción de la salud.

En 2016 también se ha celebrado los 30 años de la Carta de Ottawa, considerada por muchos como la carta fundacional de la concepción moderna de la promoción de la salud. En la jornadas de esta efeméride, realizadas en Girona bajo el auspicio de la Cátedra de Promoción de la Salud de la Universidad de Girona y Dipsalut, había un cierto acuerdo en que los grandes retos de la Carta de Ottawa continúan vigentes. Por tanto, o la carta de Ottawa era visionaria o hemos avanzado relativamente poco.

Entre los avances y a pesar de las dificultades, debemos saber leer las oportunidades que nos ofrecen las diferentes cartas y también la de Shanghái. Por eso hemos de poder leerla con perspectiva histórica y analizar los temas que se detallan y también averiguar algunas sutilezas.

¿De qué habla pues la Declaración de Shanghái?

En primer lugar, en el marco de la Agenda 2030 para el desarrollo sostenible de las Naciones Unidas, reconoce la salud y el bienestar como elementos fundamentales. Naturalmente, y como no podía ser de otra manera, se reafirma que la salud es un derecho universal y que hay que reducir las desigualdades sanitarias. Bonita contraposición entre el enfoque de derechos y el enfoque de desigualdades. De este primer punto habría que destacar la incorporación de la palabra Bienestar que por primera vez acompaña de forma tan preeminente a la Salud. Podría ser una buena oportunidad para no sólo hablar de cargas de enfermedad (indicadores de ausencia de salud) y estilos de vida negativos y comenzar a incorporar indicadores positivos de salud y de bienestar. ¿Es un guiño a la perspectiva salutogénica?

En segundo lugar, la carta introduce los Objetivos de Desarrollo Sostenible - ODS -. En la promoción de la salud la dimensión ambiental siempre ha estado presente, a pesar de que la promoción de la salud haya hecho muy pocas cosas y también muy pocas alianzas con los departamentos de medio ambiente para trabajar conjuntamente. Ahora que los indicadores ambientales de cambio climático comienzan a mostrar claramente sus efectos sobre la salud humana, parece que podría ser también una nueva oportunidad para empezar a establecer alianzas. ¿Podría ser que más allá de la concepción del medio ambiente como determinante situásemos el respeto a la tierra como la quinta dimensión de la salud humana?: ¿bio-psico-socio-espiritual y ambiental? ¿Podríamos, los humanos, repensarnos como seres ambientales?

En tercer lugar, la gobernanza se enmienda como esencial para la salud. Aparte de una llamada explícita a la mejora de los gobiernos y la vinculación de la toma de decisiones política con la salud de la población, hay una crítica velada al neoliberalismo y sobreponer los beneficios económicos sobre la responsabilidad social y ambiental. ¿Es la Declaración de Shanghái, desde una perspectiva occidental, una oportunidad para profundizar en nuestros modelos democráticos? ¿Desde la segunda guerra mundial nuestras democracias no han sido nunca tan cuestionadas, no será también la inequidad en salud una de las razones?

En cuarto lugar, las ciudades y las comunidades (barrios, pueblos, territorios...) se reconocen como entornos esenciales para la salud. Sorprende una vuelta tan clara a los modelos de ciudad saludable que se impulsaron en los años 80, aunque no es extraño que sea así con las proyecciones mundiales de crecimiento poblacional. Se estima que en el 2050 aproximadamente el 80% de la población mundial vivirá en conglomerados urbanos complejos. Un nuevo reto también para la cohesión social, la vinculación de estas tramas urbanas con la naturaleza, la sostenibilidad y la seguridad. La equidad tanto en la accesibilidad a los servicios como en términos de salud aparece aquí con fuerza. ¿Son las políticas de proximidad y el mundo local el espacio imprescindible de la acción política? ¿Cómo repensamos pues los gobiernos-estado?

En quinto lugar, se refuerza la idea de la alfabetización para la salud como herramienta esencial para el apoderamiento y la equidad. Gran verdad, la reducción del analfabetismo, la incultura y la ignorancia son los principales enemigos de la justicia social, la salud, del bienestar y de la equidad. Habrá que estar atento a los modelos de alfabetización para la salud que se impulsen y que no se confundan en modelos basados ​​exclusivamente en la transferencia de información, conocimientos o la educación para la salud. Visto el sesgo individualista que ha tenido tradicionalmente la alfabetización para la salud, habrá sistemáticamente que recordar la dimensión social de la salud, del apoderamiento y colocar la equidad en salud, y ahora también el bienestar, como principio fundamental de la promoción de la salud. ¿Será la oportunidad para incluir definitivamente la dimensión social y comunitaria en la salud y en la formación de los profesionales del ámbito de la salud?

Muchos otros temas salen en la carta, es breve y condensada. Creemos que hemos destacado los aspectos más relevantes y algunos otros que quedan escondidos entre líneas. Sin embargo, hay que nombrar explícitamente la voluntad expresa de la carta en favor de las mujeres, las niñas, los desplazados y los más vulnerables y en general pone las personas, en lugar de la enfermedad, en el centro del discurso. Los compromisos van en la línea de los temas expuestos y se le incorporan tangencialmente otros que no quedan suficientemente reflejados a lo largo de la carta; el papel de la medicina tradicional, las nuevas tecnologías, el papel de la legislación a la hora de promover y proteger la salud, etc. Es implícitamente una carta vinculada a la ética humana donde el compromiso con unos valores y unos principios deberían ser el hilo conductor que cualquier acción humana.

Pau Batlle Amat

Jefe del Área de Políticas de Promoción de la Salud y Calidad de Vida. Dipsalut

¿Cómo citar este artículo?

Batlle, P. Declaración de Shanghái sobre la promoción de la salud en la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible. Bepsalut [Internet]. febrero 201714. [Consultado el _____].
Disponible en: https://bepsalut.com/es/article/declaracion-de-shanghai-sobre-la-promocion-de-la-salud-en-la-agenda-2030-para-el-desarrollo-sostenible/
Fecha de publicación

febrero 2017

Autor/a

Pau Batlle Amat

Tiempo de lectura

4 minuts

Etiquetas

, , , ,

Compártelo:
Print Friendly, PDF & Email
Descarga en PDF

Artículos que también te pueden interesar

Recibe el boletín en tu bandeja de entrada
Quiero suscribirme